Cómo empezar con el crecimiento personal

El crecimiento personal es una de esas cosas que ocurren en tu vida cuando verdaderamente lo necesitas. Es, también una cosa, que nadie te enseña, sino que lo aprender de una forma autodidacta y escuchándote a tí mismo.

El post de hoy va sobre todo lo que pude aprender en relación con el crecimiento personal en el voluntariado internacional que hice por primera vez en África, y que hoy en día es una parte esencial en mi vida. Por esta razón, aquí os traigo esta pequeña introducción para que podáis entender de qué va esto y por qué lo hago.

Mi introducción

Cuando me fui por primera vez a África era una chica muy inquieta. Me gustaba probar cosas nuevas y siempre estaba abierta a todo, pero era muy tímida.

crecimiento personal

Pero habían cosas que no me gustaban realmente, como era el caso de todas las “chorradas” relacionadas con el crecimiento personal, ya que siempre tenía una amiga mía que siempre intentaba que leyera libros de autores que no conocía nadie.

Pero cuando llegué a África para hacer mi programa de voluntariado, vi que esa timidez que tenía y ese gran amor que tenía por las personas tenía que ser compensado por algún lado.

Es decir, cuando llegué ahí por primera vez, vi que tenía que aprender un montón de cosas nuevas y una de ellas era todo lo relacionado en convertirse en un persona óptima, eficiente y feliz.

He tenido la suerte de vivir un montón de diferentes experiencias en mi vida y la verdad que nunca me ha faltado de nada, pero el ser humano es muy muy egoísta (aún lo sigo siendo).

Cuando nos acostumbramos a la buena vida y nos falta algo material o simplemente tenemos un problema menor, nos ponemos tristes y cogemos depresiones fácilmente.

En cambio, en África cuando ves a los niños que van a buscar agua al río y que hay días en los que no pueden comer, siempre llevan una sonrisa en la cara y eso fue lo que me hizo darme cuenta de que algo no funcionaba dentro de mí.

Lo que necesitas

Para empezar con el crecimiento personal, necesitas tener unas ganas de mejorarte a tí mismo tremendas.

Estas ganas se transforman en la acción que necesitas para ponerte a aprender todo lo relacionado con esta disciplina.

Una vez ya tienes esta motivación interna, necesitas los recursos.

Éstos los puedes encontrar en libros (títulos como “Piense y hágase rico”, “El alquimista” son tremendamente buenos), vídeos en Youtube, terapias alternativas, etc.

Hay un montón de ellos y sólo tienes que ponerte a buscar para encontrar los mejores que se adapten a ti.

Por último, una vez ya te has empapado de todos los recursos, necesitas ponerlo todo en marcha, ya que leer sin acción es como no tener nada.

La acción la tendrás que aplicar a base de la repetición y ver lo que funciona y lo que no.

En mis comienzos, la verdad que hice mucha psicología personal para poder destrozar esas barreras psicológicas que no me permitían tener una vida feliz al 100%, pero después, una vez me acostumbré a aplicar todo lo que había aprendido, fue bastante fácil acostumbrarse a ello.

¿Te unes al club?

El crecimiento personal debería ser una tarea para todo el mundo con el simple objetivo de mejorar como personas.

Espero que te haya podido inspirar un poquito para que puedas empezar tu andadura en este mundo!

Be the first to comment on "Cómo empezar con el crecimiento personal"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*