Las obras de colección más costosas de la historia

Las obras de colección más costosas de la historia tienen cuentan entre sus existencias precisamente con las monedas, representantes físicos de los valores de todas las cosas materiales en este mundo, como podrás comprobar gracias a los servicios de los expertos de la experimentada artpironti, con más de cincuenta años acumulando sofisticación y conocimientos en el campo de la compraventa de antigüedades, obras de arte y artículos coleccionables.

Te cuento que entre los ítems más valiosos del campo numismático está la tetradracma, una antigua moneda griega equivalente a un estátero o a cuatro dracmas, con un peso de unos 17 gramos. Durante el Imperio romano, esta fue la moneda oficial de Egipto y equivalía a un denario. De hecho, la tetradracma ateniense del siglo V AC fue la moneda más habitual del mundo griego hasta la llegada de Alejandro Magno. En esta figuraba el perfil de la diosa Atenea, con el casco ubicado en el anverso y un mochuelo en el reverso.

Otra pieza numismática muy valiosa es el estátero, que en griego significa literalmente “peso”, también de origen griego, elaborada de electro, plata u oro. Sus orígenes se remontan a Macedonia, y circuló entre el siglo VIII AC y el 50 DC.